Consejos para madres primerizas

consejos para madres primerizas

Consejos para madres primerizas, Puede que notes algunas venitas marcadas en la cara. No te preocupes, es porque tuviste un parto natural y son el resultado de tu gran esfuerzo a la hora de pujar. En pocos días desaparecerán.
Madres primerizas, Si el médico realizó una episotomía es probable que la herida arda al hacer pipí. Para evitarlo, tratá de inclinarte hacia adelante cuando vayas al baño así el pipí no toca los puntos. (Es un viejo truco que solo se pasa de mujer en mujer).

Es importante que realices los ejercicios Kegel durante el embarazo y después… también. Los mísmos sirven para fortalecer el suelo pelviano y sirve para evitar la pérdida de orina que puedas tener al reír, toser o estornudar. ¿Cómo se hacen? Contraer los músculos pelvianos como si quisieras cortar el flujo de orina. Contraer, contar hasta cinco,relajar. Así sucesivamente por un buen rato.
Es muy frecuente en las madres que acaban de dar a luz que sufran de hemorroides. Para aliviarlas es recomendable tomar baños de inmersión con agua tibia o lavarse en el bidet después de ir al baño.
Si el parto fue con cesárea, la madre no debe levantar peso, al menos, durante seis semanas.
Es muy común transpirar por las noches. Se debe a que el cuerpo necesita liberar todo el líquido que acumuló durante el embarazo.

La apariencia del bebé recién nacido

Su piel es casi transparente por la inmadurez de su sistema circulatorio. Además, suelen estar arrugados por haber estado nueve meses dentro del líquido amniótico.
Si el bebé nació prematuramente, su cuerpo suele estar recubierto de una fina capa de vello que en pocas semanas se irá cayendo hasta desaparecer totalmente.
Muchas veces, pareciera como si el bebé se pone bizco. Tranquila, es porque todavía no controla los músculos oculares, seguramente su enfoque se irá corrigiendo.

La apariencia del bebé recién nacido

Consejos para madres primerizas, Su piel es casi transparente por la inmadurez de su sistema circulatorio. Además, suelen estar arrugados por haber estado nueve meses dentro del líquido amniótico.
Si el bebé nació prematuramente, su cuerpo suele estar recubierto de una fina capa de vello que en pocas semanas se irá cayendo hasta desaparecer totalmente.
Muchas veces, pareciera como si el bebé se pone bizco. Tranquila, es porque todavía no controla los músculos oculares, seguramente su enfoque se irá corrigiendo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*